Calientacamas y Cubrecolchones Eléctricos

Un calientacamas eléctrico es el aliado ideal si eres friolero o vives en ciudades muy frías y quieres hacer que tu cama esté más agradable al momento de irte a dormir especialmente en esas heladas noches de invierno.

No products found.

Consejos para seleccionar un buen calientacamas eléctrico

Para saber qué tipo de calientacamas comprar, hay que tener en cuenta algunas recomendaciones, como los diferentes modelos y las características de cada uno:

  • Ajustes de calor: estos productos suele tener controles de calor, lo que significa que puede elegir entre diferentes opciones de temperatura. En algunos modelos, puedes preprogramar los ajustes eligiendo cuándo quieres que la unidad se apague automáticamente para evitar despertarte sudando.
  • Fabricación: Las mejores cubrecolchones eléctricos suelen ser de poliéster. Este tipo de tejido es resistente a las llamas, cómodo y también denso, lo que es importante para aislar las bobinas y los cables del dispositivo. Hay otros tejidos además del poliéster. Si elige otro material, compruebe si es cómodo, suave, transpirable y grueso.
  • Tamaño: Puede encontrar diferentes tamaños, desde camas individuales hasta extragrandes. Antes de elegir el calientacamas eléctrico que vas a comprar, comprueba que este sea del tamaño adecuado para tu colchón, ya que no querrás que sea del tamaño equivocado.
  • Seguridad: estos calefactores cuentan con varios elementos de seguridad que le permitirán utilizarlos sin ningún inconveniente. Lo ideal es que distribuyan el calor uniformemente, pero sin riesgo de quemarse. La desconexión automática y la protección contra el sobrecalentamiento también son importantes para el modelo que elijas.
  • Limpieza: Aunque el modelo que elijas tendrá instrucciones de cuidado y lavado, para mayor comodidad, elige un modelo lavable a máquina. De este modo, podrá conservar el estado del producto y mantenerlo limpio y ordenado.

¿Cuánto dinero debo destinar para mi calientacamas eléctrico?

Actualmente hay muchos modelos entre los que puedes elegir, aunque los precios de los calientacamas eléctricos suelen variar considerablemente. Nuestra recomendación es que elijas el que mejor se adapte a tus necesidades y a tu presupuesto.

  • Los calientacamas eléctricos baratos (menos de 40 €): en esta categoría suele haber productos de baja calidad, pero si tienes que elegir tu producto de esta categoría, te recomendamos que leas las reseñas del calientacamas que te interesa para asegurarte de que es un producto seguro y fiable.
  • Los calientacamas eléctricos de alta calidad (más de 40 EUR) Con una excelente selección, esta categoría ofrece productos de alta calidad que son seguros y, por supuesto, ofrecen temperaturas confortables.